¿Depresión postvacacional?

IMG-20151018-WA0011

La sonrisa cuesta menos que la electricidad y da más luz. Proverbio escocés

El pasado lunes 29 de agosto me reincorporé al trabajo tras las vacaciones.

Es cierto que fue un día distinto a los días transcurridos en agosto. He podido desconectar, y recargar las baterías algo descargadas por el período vivido. Aun así he tomado conciencia de que, aunque podamos pensar todos los días del año del periodo vacacional, tenemos que ser felices todo el año como bien escribe Ángel Bonet en su post.

La verdad es que disfruto mucho trabajando. Pienso que deberíamos plantearnos cada uno de ser felices en él, para poder transmitir esa alegría y entusiasmo a todas las personas que nos rodean. Creo que tener hoy en día un trabajo es un honor.

No podemos ir como pollos sin cabeza como diría Victor Küppers. Tenemos que ser más optimistas y no ser unos cenizos.

Con ello os quiero decir que sí, debemos de chutarnos de motivación diariamente y no ser unos extraños con la gente que nos rodea. Si tienes un mal día recuerda que debes de tratar bien al de al lado. Es posible que él o ella esté peor que tú.

El pasado mes de julio tuve una gran alegría. María Pajarón de Interban Network me invitó a una jornada que se realizará en Barcelona el próximo 6 de Octubre para que participara en una ponencia. El título de la jornada es “Tiempo de crecer. La lucha nos hace grandes”. Es un orgullo para todos los miembros de Precintia el poder participar para poder animar a “Vender, vender, vender con la ayuda de la tecnología”.

Todos podemos haber tenido una mala experiencia, pero si no vendemos con entusiasmo con la ayuda tecnológica no avanzaremos.

Disfruta, no te quejes y ponte metas ilusionantes y alcanzables

¿Te animas?

Hay que arriesgarse:Di sí a la valentía

“La valentía es el valor más grande que puede tener un ser humano. Un valiente arriesga, elige, toma partido, se hace responsable y crea su destino. Es el capitán de los optimistas, pues no solo ve lo bueno sino que lo persigue sin negociar. Una persona así solo puede hacer tu vida más rica.”  Pablo Arribas

Sí confieso que este párrafo lo debo de leer y reeler y volver a reaprender. El revuelo político, económico y de crisis que vivimos a todos en general nos lleva a un contínuo estado de excusas y no poder adelantarse.

Desde el ángulo de las ventas debemos de decir basta y ponernos manos a la obra. Hay que saber arremangarse, dar lo máximo de cada equipo de ventas. Siempre existirá un competidor el que estará presionando a cualquier cliente, intentando entrar en una  absurda guerra de precios , bajando márgenes y creando una situación insostenible.

Y me pregunto ¿qué pasa con el trabajo que hay detrás del lanzamiento de un nuevo producto?¿no se valora lo que puede aportar un precinto de seguridad?. Para muchos  clientes  ven que es un commodity pero no ven que hay realmente detrás. Estudios de Calidad e I+D para que el material no se pueda romper, estudios de mercado para que puedan cerciorarse bien a los dictados de cada sector. Mucho mimo y empeño para que el cliente pueda estar satisfecho del producto que reciba.

Lo que quiero transmitir es que los equipos comerciales debemos cambiar.

Un buen comercial es aquel que mira a los ojos al cliente, le sonríe y que se anticipa a la necesidad que tiene.

¿Te animas?

¿Reinventarse o morir?: ¡Gran cuestión!

Imagen de Power Point Comunicación y Engamente de Javier Montoro
Imagen de Power Point Comunicación y Engagement de Javier Montoro

Vuelvo a retomar mi blog. He andando algo ocupada por haber realizado un Postgrado en Marketing Digital. Por fin he podido finalizar los dos intensos módulos de Marketing Online y Social Media. Ahora solo queda el proyecto final.

El año pasado fui a un Congreso de Marketing y Ventas  de APD donde  varios ponentes comentaron que después de varios años de crisis, el sector de las ventas y del marketing tenía que plantearse las cosas de otra manera.

La semana pasada tuve la oportunidad de poder asistir al Marketing Strategy Fórum organizado por Daemon Quest (Deloitte) donde constantemente lanzaban mensajes de dónde poner el valor de la empresa, cómo diferenciarte estratégicamente y cuáles eran las directrices que un buen CMO (Chief Marketing Officer) debía seguir.

No puede ser que el tenebroso bosque con la inmensa arboleda no nos deje ver el estratégico horizonte.

Una vez más  las diversas palabras  llegaron a mi cabeza. Confieso que soy una persona inquieta y desde que tengo curiosidad por ciertos temas intento aprender de ellos.

Vivimos una era, donde el cambio tecnológico es continuo y no podemos dejar de desaprovechar este momento. Sobre todo l@s marketer@s. Tenemos que estar al día y tener que ser tenaces para poder poner nuestro granito de arena en  cada labor que ocupemos.

Hoy en día ya existen clases de robótica para los más pequeños como también clases de programación. Tan solo hace falta que nos animemos a ver este vídeo de actuales  emprendedores  What most schools don’t teach?

Vivimos en un mundo cambiante donde todos nosotros debemos aprender, desaprender y reaprender.

Deberíamos plantearnos que ocupaciones tendremos en el futuro y si serán las mismas que tenemos ahora. Y si no mira este gran vídeo.

¿Te animas a verlo?

poder de una sonrisa

 

Ante el periodo vacacional que se nos avecina, después de un intenso curso vivido, el cansancio o agotamiento que llevamos sobre nuestras espaldas, es difícil a veces sobrellevar jornadas maratonianas con una sonrisa al frente.

No olvides que al estar al frente de un cliente, tanto por parte de los comerciales como todas las personas de atención al cliente, el cliente lo nota en seguida. Los ánimos están a flor de piel. Se respira en el ambiente.

Suerte que hay personas como Pilar Jericó que reflexionan sobre ello.

Sí ya sé que es costoso, casi todos tienen ganas de relajarse en una tumbona frente a la playa o hacer una larga excursión entre grandes montañas.

Hace poco vi un video muy inspirador de Victor Küppers en el que hablaba sobre la actitud de uno mismo.  Te invito a que lo mires y reflexiones. No vale la pena tener cara de mustio o ser un Don Angustias. Sé de lo que hablo. Mi carácter es muy fuerte y aunque parezca ser una persona apacible, muchas veces tengo que hacer un parón. La gente que me quiere me lo dice constantemente.

Venga anímate es cuestión de actitud y déjate atraer por el poder de una sonrisa.

 

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: