Sí, existen buenos empresarios en la empresa familiar…

cartonajes

Con tristeza escribo este nuevo post después del periodo vacacional.

El pasado mes de Julio un buen empresario catalán  sin título conocido en los medios de comunicación marchó al cielo. Persona de gran corazón y gran humildad supo saber estar, saber hacer y saber desaparecer  sin ruido alguno. Tras una larga enfermedad nunca hubo queja alguna.

Hombre de ideas claras con gran sentido común sin ningún rastro de prepotencia. Donde su mejor versión era la   de menos es más. Y sobretodo con gran sentido del humor.

Joan Petit era su nombre. Persona discreta en la que enseñó a su familia directa, empleados y amigos el empeño a la tarea del árduo trabajo. Trabajo de calidad con muchas horas en la espalda, donde los anillos no se caían al suelo.

Joan junto su hermano Miquel (el mejor tandem de armonia y fuerza), tras morir su padre, tuvieron que gestionar una empresa familiar dedicada a los cartonajes ondulados. El know how  de esta empresa es el esfuerzo constante de adaptación a las necesidades de cada mercado. Innovación en sus plantas industriales y constante formación al equipo humano. Donde sus envases y embalajes de cartón ondulado protegen, cuidan, informan y venden.

Fué un hombre muy amigo de mi familia. En definitiva la familia Petit casi se podría considerar familia nuestra.

Durante cierto tiempo, cuando mi padre no tenía claro el tema de la sucesión en la empresa familiar, acudió a él para seguir sus sabios consejos.

Aún así consiguió que nuestra empresa familiar pudiera tener un protocolo familiar. Dicho protocolo no lo miraba como una serie de normas a seguir sino como un gran resultado a un amplio debate para aunar familia con empresa.

Joan ha sabido dejar una buena huella y un buen legado. El claro ejemplo está en su mujer Maria Teresa y sus cinco hijos Joan, Lourdes, Montse, Santi y Terete. Sin olvidarme de sus nueras  (Thaïs y María)  y yernos(Óscar, Lluis e Ignasi +) junto sus nietos.

Hombre apacible donde enseñó a su familia a ser generosos, constantes y discretos.

Un mes antes de marcharse dijo:

No olvides nunca que la empresa es importante pero aún más la familia. Es la clave.

Ojalá hoy en día hubieran empresarios así.

¿Te animas?

 

 

La abdicación del fundador: ¿Cómo formo a mi sucesor?

ThroneIturbideChurubuscoDF

Hace unas semanas que ha transcurrido una de las noticias más comentadas en nuestro país. El rey Juan Carlos I ha abdicado. Su hijo Felipe, hasta ahora Príncipe de Asturias, tomará el relevo a su padre y tomará el nuevo cargo como Felipe VI.

No voy a entrar en la polémica en si soy monárquica o no.

Esta situación que hemos vivido, se puede trasladar en cómo el rey Juan Carlos I no ha perdido comba, en cómo formar a quien sería su nuevo sucesor. El nuevo rey es de los mejores en cuanto preparación se refiere.

Esto viene muy al caso en el momento en que en las empresas familiares (sobre todo el fundador de la compañía) quieren formar a sus nuevos futuros para poder llevar el cargo con la mayor responsabilidad. Qué importante es estar al ojo avizor y poder tomar las decisiones correctas en el momento apropiado. No dejarse llevar por el momento de las vacas gordas, ser conservador, y tener un remanente en tus arcas.

Cuánto se pide al nuevo sucesor para dar la cara. A parte de estar bien formado, tiene que tener madera de líder, tener inteligencia emocional para que en momentos tensos pueda animar a su equipo. También se pide que sea al mismo tiempo emprendedor y que nunca se pueda caer.

Visto así parece ser un superhéroe de cualquier comic. Pero no, no hay que olvidar que son personas y que como tales también se equivocan. No son meras piedras. Lo bueno de todo es que por mucho que te equivoques siempre hay que levantarse y aprender.

Si eres un miembro de familia que trabajas para una empresa familiar como si eres una persona que trabaja en empresa familiar o no, intenta estar al día de lo que se pide de tu nuevo cargo o rol y si ves que no estás bien encaminado intenta orientarte por un experto.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: