50 Aniversario de Todplast

todplast

Hace días que no escribo un post. A pesar de ello no ha sido motivo de no querer hacerlo.

Desde la vuelta de las vacaciones estivales, desde Precintia hemos estado trabajando mucho en nuevos proyectos marketinianos y comerciales.

Uno de los motivos que más nos hemos involucrado ha sido en la organización de los 50 años de una de las divisiones del grupo.

Todplast ha hecho 50 años de existencia.

Hoy no podriamos hablar de Precintia , sino hubiera existido Todplast.

Ha sido todo un honor poder colaborar en esta celebración.

Cuando me comentaron en que tenía que hablar en la inauguración de este evento, me vinieron a mi mente muchos recuerdos.Muchas personas que trabajaron en Todplast me conocieron antes casi que naciera. ¡Cómo me gustaba corretear por los despachos ubicados en la calle Secretario Coloma!.

Avanzaron los años hasta que tuve la oportunidad de poder conocer durante un lustro el mundo de los envases, botes, copas, carretes y cucharitas. ¡Realmente fué todo un reto!. Desligarse del mundo de la seguridad pasiva para conocer el sector heladero, el sector pastelero, el sector textil y el sector eléctrico.

Hoy en día se habla de ser emprendedor. Quien ha podido trabajar con emprendedores, saben lo que es trabajar desde una pequeña ilusión o sueño, con inquietudes cuando se enfrentan a problemas del día a día y saber convivir con  valores tales como la cultura del esfuerzo, el apoyo en el equipo humano que te pueda rodear, la pasión y plena dedicación al trabajo y que el cliente siempre estuviera satisfecho.

Esta empresa la inició mi padre en Septiembre de 1966. Recuerdo de bien pequeña a un padre trabajador, hecho así mismo, el cual lo podíamos disfrutar en familia, a partir de de los sábados al medio día.

Un hombre emprendedor, inconformista, un luchador con la simplicidad de un hombre de tierra. Un hijo de la vida en el sentido más puro, con una gran responsabilidad familiar.

Los que han podido trabajado contigo nos has transmitido el camino del trabajo constante, conocer bien a las personas con las que trabajas y saber disfrutar con ellos de las arduas tareas de trabajo, decir las cosas como son, dar lo mejor de sí para que el cliente quedara contento, tocar los pies al suelo y poner la cabeza en el cielo.

Sabemos que fuiste una persona con gran visión. Supiste rodearte de unos buenos pilares y de muchas personas. Sin su ayuda hoy esta fiesta no tendría sentido.

Hoy hay algunos que nos acompañan y otros ya no.

Fuiste el director de orquesta y cada uno tocó su instrumento para tocar la mejor melodía.

A por otros 50 años más.

Moltes gràcies Sr. Baucells!, Gràcies Todplast!

¿Te animas?

 

 

 

Sí, existen buenos empresarios en la empresa familiar…

cartonajes

Con tristeza escribo este nuevo post después del periodo vacacional.

El pasado mes de Julio un buen empresario catalán  sin título conocido en los medios de comunicación marchó al cielo. Persona de gran corazón y gran humildad supo saber estar, saber hacer y saber desaparecer  sin ruido alguno. Tras una larga enfermedad nunca hubo queja alguna.

Hombre de ideas claras con gran sentido común sin ningún rastro de prepotencia. Donde su mejor versión era la   de menos es más. Y sobretodo con gran sentido del humor.

Joan Petit era su nombre. Persona discreta en la que enseñó a su familia directa, empleados y amigos el empeño a la tarea del árduo trabajo. Trabajo de calidad con muchas horas en la espalda, donde los anillos no se caían al suelo.

Joan junto su hermano Miquel (el mejor tandem de armonia y fuerza), tras morir su padre, tuvieron que gestionar una empresa familiar dedicada a los cartonajes ondulados. El know how  de esta empresa es el esfuerzo constante de adaptación a las necesidades de cada mercado. Innovación en sus plantas industriales y constante formación al equipo humano. Donde sus envases y embalajes de cartón ondulado protegen, cuidan, informan y venden.

Fué un hombre muy amigo de mi familia. En definitiva la familia Petit casi se podría considerar familia nuestra.

Durante cierto tiempo, cuando mi padre no tenía claro el tema de la sucesión en la empresa familiar, acudió a él para seguir sus sabios consejos.

Aún así consiguió que nuestra empresa familiar pudiera tener un protocolo familiar. Dicho protocolo no lo miraba como una serie de normas a seguir sino como un gran resultado a un amplio debate para aunar familia con empresa.

Joan ha sabido dejar una buena huella y un buen legado. El claro ejemplo está en su mujer Maria Teresa y sus cinco hijos Joan, Lourdes, Montse, Santi y Terete. Sin olvidarme de sus nueras  (Thaïs y María)  y yernos(Óscar, Lluis e Ignasi +) junto sus nietos.

Hombre apacible donde enseñó a su familia a ser generosos, constantes y discretos.

Un mes antes de marcharse dijo:

No olvides nunca que la empresa es importante pero aún más la familia. Es la clave.

Ojalá hoy en día hubieran empresarios así.

¿Te animas?

 

 

José Manuel Lara: Gran ejemplo de liderazgo y visionario en la empresa familiar

José Manuel Lara - 14.05.16-Premio-6-Fernando Lara.jpg

 

El pasado domingo 1 de febrero los medios de comunicación dieron la noticia que José Manuel Lara había fallecido después de padecer durante unos años  un cáncer de páncreas.

Una persona que trabajaba con él, me comentó que era una gran pena, ya que había sido un gran ejemplo hasta el último momento.

Una figura muy completa.

Gran empresario el cual promovió a altas esferas la buena gestión en la empresa familiar.

Según Fundación Nexia  José Manuel Lara era un hombre de convicción y determinación que predicaba con ejemplo. Antes de cumplir los 60, ya decidió que no podría ser consejero delegado cuando alcanzase esa edad y lo cumplió cediendo el puesto a un profesional externo. También creía que tras los 70 no se puede ser presidente ejecutivo, y que una vez superada esa edad la continuidad de un directivo al frente de la empresa es negativa para su actividad. ‘Es muy romántico ver esos propietarios que mueren en la empresa, pero eso es malo para la compañía porque en la mayoría de los casos han retenido el poder y eso ha ralentizado mucho la toma de decisiones‘, reflexionaba en unas declaraciones para el diario Cinco Días.

Una persona visionaria, líder y al mismo tiempo emprendedoraDejando un inmenso legado empresarial y un importantísimo patrimonio moral desde el cual las generaciones presentes y futuras de los empresarios familiares podrán sacar ejemplo y apostar aún más por la continuidad de las empresas familiares.

En su última entrevista a Vanity Fair decía:

Cuando me dieron solo un 20 por ciento de posibilidades de sobrevivir, no me vine abajo. Sentí una especie de transparencia mental. Fue algo parecido a una epifanía. Vi las cosas con una claridad meridiana y me autoconvencí: la enfermedad tiene dos vertientes, la física y la psíquica. Lo que quise evitar a cualquier precio fue la psíquica, pensando que el tiempo que me podía quedar no tenía que vivirlo angustiado o destrozado mentalmente, sino plenamente….

Lo que más me emocionó fue el cierre de filas de los míos durante los peores momentos de la enfermedad.

Cambiaron sus planes y hasta sus proyectos de vida para estar ahí.

Pensé en muchas cosas. Yo no quería ser el más rico del cementerio y afiné aún más mi escala de valores habitual: siempre he tenido mucho cuidado de no anteponer dinero y soberbia a cualidades humanas. En el entorno en el que me muevo, y con la gente que trato, he visto a muchos que han perdido los papeles por afán económico y por vanidad. Uno ha de estar conforme consigo mismo. Ahora mi vida sigue siendo básicamente igual, pero quizá soy más consciente de algunos detalles. Si para mí la familia ya lo había sido todo, desde entonces lo ha sido aún más. Mi mujer, mis hijos, los nietos… Este entorno al que estás unido por encima de lo racional, lo intelectual o lo animal. El propio Grupo Planeta es una empresa familiar y aquí primero está la empresa y después el accionista.

Poco queda por decir. Os dejo un vídeo donde habla sobre esta completa persona ¿Te animas a verlo?

Vídeo Antena Tres José Manuel Lara Bosch

Sobre Isidoro Álvarez

Hace poco que Isidoro Álvarez descansa en paz. Pero que ejemplo nos ha dado esta gran figura. Nunca lo conocí personalmente pero es uno de los empresarios familiares que junto Amancio Ortega me han gustado por compartir   perfil discreto, tener gran sentido común, y ser buen gestor.

Desde pequeño pudo conocer muy bien y a fondo la empresa a la que se dedicó. Seguramente debió de subir peldaño a peldaño por todos los departamentos de esta gran empresa familiar. No se puede gestionar una empresa si no se conoce sus entresijos, su core value y que tipo de core  target tienes.

Mucha gente ha escrito sobre él. Hace poco el profesor Josep Tàpies del IESE, hacía una comparativa y valoraba también que puntos tenían entre sí, entre Isidoro Álvarez y Emilio Botín.

Seguramente sería fiel a diferentes dichos muy comentados e imitados  de gente conocida como Colin Powell 

Se puede hacer.

No dejes que los hechos adversos se interpongan en el camino de una buena decisión.

No puedes tomar las decisiones que corresponden a otro. Por la misma razón, no debes dejar que otros decidan por ti.

Ocúpate de las cosas pequeñas.

Comparte los méritos

También fué conocido por esa visión marketiniana en como satisfacer a sus clientes, con esas grandes campañas de la vuelta al cole o ya se respira primavera en ECI…

Os dejo un video sobre su vida que creo que os gustará. ¿Te animas a verlo?

El gran vendedor

El papel de la madre en la empresa familiar

Ya de vuelta al trabajo. Las vacaciones de verano han acabado y de vuelta cada uno se encuentra con su propia realidad.

En el caso de nuestra familia ha sido un verano muy intenso. Mi madre tuvo un grave accidente de coche. En el que de la noche a la mañana como un revulsivo o una botella de refresco se agitara con mucha brusquedad. Gracias a Dios y del equipo médico poco a poco ya va recuperándose, pero como se echa de menos este gran punto de unión o “pal de paller” como dicen en mi familia.

Muchas veces en las empresas familiares se habla mucho de la figura del fundador como de las siguientes generaciones, pero pocas veces se habla de la figura o del papel de las madres.

Encuentro que son esenciales. Como también opina Carlos Arbesu.

Desde que mi padre iniciara la empresa siempre ha estado a su lado apoyándole en todo; dando las mejores palabras de ánimo y aliento cuando él veía las cosas muy negras. Recuerdo también algún desencuentro algo tenso entre los cuatro hermanos, donde imponía la armonía e incluso poniendo ese punto de humor cuando se necesitaba.

Pienso que al haber vivido junto mi padre el inicio de la empresa, te da muchas tablas. Mucha fortaleza y valentía para afrontarse a nuevos retos, Haciendo poco a poco las cosas pero muy bien hechas…¡Como siempre os ha gustado!.

Con orgullo tus cuatro hijos hablamos a tus nietos de cómo llegas a ser. Eres de la buena casta de las madres y no olvides  que seguiremos con orgullo y tesón ese espíritu de lucha y buen hacer.

Seguiremos tus sabios consejos: ¡Ser fuertes, trabajar  y luchar, no os desaniméis y saber levantaros en momentos de desaliento!

La abdicación del fundador: ¿Cómo formo a mi sucesor?

ThroneIturbideChurubuscoDF

Hace unas semanas que ha transcurrido una de las noticias más comentadas en nuestro país. El rey Juan Carlos I ha abdicado. Su hijo Felipe, hasta ahora Príncipe de Asturias, tomará el relevo a su padre y tomará el nuevo cargo como Felipe VI.

No voy a entrar en la polémica en si soy monárquica o no.

Esta situación que hemos vivido, se puede trasladar en cómo el rey Juan Carlos I no ha perdido comba, en cómo formar a quien sería su nuevo sucesor. El nuevo rey es de los mejores en cuanto preparación se refiere.

Esto viene muy al caso en el momento en que en las empresas familiares (sobre todo el fundador de la compañía) quieren formar a sus nuevos futuros para poder llevar el cargo con la mayor responsabilidad. Qué importante es estar al ojo avizor y poder tomar las decisiones correctas en el momento apropiado. No dejarse llevar por el momento de las vacas gordas, ser conservador, y tener un remanente en tus arcas.

Cuánto se pide al nuevo sucesor para dar la cara. A parte de estar bien formado, tiene que tener madera de líder, tener inteligencia emocional para que en momentos tensos pueda animar a su equipo. También se pide que sea al mismo tiempo emprendedor y que nunca se pueda caer.

Visto así parece ser un superhéroe de cualquier comic. Pero no, no hay que olvidar que son personas y que como tales también se equivocan. No son meras piedras. Lo bueno de todo es que por mucho que te equivoques siempre hay que levantarse y aprender.

Si eres un miembro de familia que trabajas para una empresa familiar como si eres una persona que trabaja en empresa familiar o no, intenta estar al día de lo que se pide de tu nuevo cargo o rol y si ves que no estás bien encaminado intenta orientarte por un experto.

Clientes: personas con ganas de conocerlas bien

¡Son personas!
Clientes: ¡Son personas!

Si has llegado a este blog, tal vez es porque te interesen los temas de marketing, clientes (CRM),  marketing digital y empresa familiar. Todo centrado desde una perspectiva B2B.

Sí has leído bien, desde una óptica diferente también existe el marketing industrial, porque aunque se contacte con empresas, éstas están compuestas por personas, a las cuales también les gusta que conectemos con ellas, que las escuchemos ya que tienen voz.

Siempre he pensado que se debe tratar a los demás como te gustaría que te tratasen a ti. Hace poco tuve un profesor que  nos comentó un proverbio árabe que nunca olvidaré.

“El que no sepa sonreir que no abra una tienda”. 

Me encantó. Me recordó mucho a mi padre.

¿Y os preguntaréis? .¿Qué tiene que ver mi padre en este blog?. Mucho.  Desde bien pequeña cuando alternaba mis estudios en el colegio, me recuerdo cuando lo acompañaba a su despacho. Inició una empresa de inyección de plástico donde servía productos para los sectores de heladería, pastelería, confitería e industrial. Con poco más de ocho años veía como se dejaba la piel, para servir a su  cartera de clientes. Recuerdo como focalizaba su tesón y energía para conectar con ellos. Hasta incluso en ocasiones durante el fin de semana ayudaba a las personas de almacén para cargar el material  para que llegara a buen puerto.

Con todo ello quiero remarcar que cualquier cliente que puedas tener, debe tratarse con el mayor esmero y respeto. Si lo consigues estoy segura que te lo agradecerá. Podrás entablar una buena relación profesional que significa ganarse su fidelidad hacia tu empresa. Y también ¿por qué no? en que sea un buen boca oreja y siempre hable bien de ti.

¿Te animas?

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: